Lo Que los Profesionales de ALD Deben Saber Sobre los Aparatos Explosivos Improvisados

Usted debe ser un miembro de ACAMS para leer este artículo. Inicia sesión o inscríbase hoy para acceso completo a www.ACAMSToday.org y para obtener más contenido exclusivo para miembros.

Los profesionales de antilavado de dinero (ALD) en EE.UU. tienen un papel importante que desempeñar en la reducción del riesgo de ataques terroristas con aparatos explosivos improvisados. Dada la persistente amenaza que representan los grupos yihadistas y la metástasis del nacionalismo blanco violento, no se puede descartar el riesgo de futuros ataques.

En 2007, el congreso de EE.UU. ordenó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) “regular la venta y transferencia de nitrato de amonio por una instalación de nitrato de amonio para prevenir la apropiación indebida o el uso de nitrato de amonio en cualquier acto de terrorismo”.1

El nitrato de amonio se utiliza con fines lícitos en la agricultura, la construcción, la minería e incluso la medicina, pero también se ha utilizado con fines nefastos en todo el mundo. Un ejemplo de ello fue el atentado bombardeo de 1995 contra el edificio federal Alfred P. Murrah en Oklahoma City, un acto de terrorismo doméstico que causó la muerte de 168 hombres, mujeres y niños.2

A pesar de haber sido concebido hace más de una década, el programa de seguridad del nitrato de amonio (Ammonium Nitrate Security Program, en inglés) aún se está desarrollando. La última acción regulatoria ocurrió el 3 de junio de 2019, cuando el departamento de seguridad nacional invitó a la opinión pública3 sobre un informe redactado4 que estudiaba hasta qué punto los productos disponibles comercialmente que contienen nitrato de amonio pueden ser convertidos en armas. Asumiendo que las industrias afectadas y sus grupos de presión están sujetos a nuevas regulaciones, el informe es un paso hacia el establecimiento de umbrales regulatorios que desencadenarían los requisitos de registro y presentación de informes.

Más allá del ámbito del nitrato de amonio, el departamento de seguridad nacional también pidió a las academias nacionales de ciencias, ingeniería y medicina que estudiaran la disponibilidad y distribución de una lista más larga de precursores químicos que pueden utilizarse para crear artefactos explosivos improvisados. Publicado en 2017, el informe resultante5 trazó un mapa de las cadenas de suministro de estas sustancias químicas e identificó una “pronunciada falta de visibilidad y supervisión en las transacciones minoristas no agrícolas, especialmente las que implican el comercio electrónico, lo que sugiere una amplia oportunidad para que los actores maliciosos adquieran precursores químicos”.

Un Papel Para los Profesionales de ALD

A medida que el proceso regulatorio avanza con respecto a los artefactos explosivos improvisados, los profesionales de ALD están en una posición única para analizar el rastro de papel regulatorio y obtener información que informe cómo se analizan ciertos clientes y transacciones.

Para los clientes corporativos en las industrias agrícola, de construcción y minera, los profesionales de ALD pueden examinar el grado en que estos clientes emplean controles para prevenir el robo y la desviación de precursores de alto riesgo. Por ejemplo, la oficina de alcohol, tabaco, armas de fuego y explosivos se asocia con la industria agrícola en un programa6 que reconoce los riesgos del nitrato de amonio y alienta a los miembros de la industria a reportar voluntariamente operaciones sospechosas a la agencia. Debido a que el reporte de operaciones sospechosas es uno de los pilares de un programa de ALD, los profesionales de ALD están en una buena posición para determinar si los clientes agrícolas toman en serio sus metas de reporte voluntario.

Para los clientes individuales, los profesionales de ALD pueden prestar mucha atención a las transacciones minoristas, en particular a las transacciones por internet que involucran productos químicos de alto riesgo y dispositivos incendiarios, como la explosión de equipos de ataque.7 Si la investigación de código abierto revela que dichos clientes han participado anteriormente en actividades delictivas, o si sus perfiles en los medios sociales sugieren una afinidad hacia ideologías extremistas como la supremacía blanca o grupos extremistas como el grupo del Estado Islámico y Al Qaeda, esto debería ser, como mínimo, motivo de una mayor diligencia debida.

Casi un cuarto de siglo después del bombardeo de la ciudad de Oklahoma, las agencias federales todavía están lidiando con la amenaza de los artefactos explosivos improvisados. En un momento en que el número de detenciones terroristas nacionales8 rivaliza con el de las amenazas terroristas extranjeras, el riesgo de futuros ataques es real y los profesionales de la lucha contra el lavado de dinero tienen la oportunidad de colmar las lagunas.

Rajdeep Jolly, Esq. CAMS, director, Jolly & Johnson Consulting LLC, Bethesda, Maryland, EE.UU., info@jollyandjohnson.com

Daryl Johnson, director, Jolly & Johnson Consulting LLC, Bethesda, Maryland, EE.UU., info@jollyandjohnson.com



  1. “Notice of Availability of Redacted Ammonium Nitrate Security Program Technical Assessments Report”, Office of the Federal Register, 3 de junio de 2019, https://www.federalregister.gov/documents/2019/06/03/2019-11493/notice-of-availability-of-redacted-ammonium-nitrate-security-program-technical-assessments-report
  2. Lois Romano, “Prosecutors Try to Tie Nichols To Purchase of Bomb Material”, The Washington Post, 7 de noviembre de 1997, https://www.washingtonpost.com/wp-srv/national/longterm/oklahoma/stories/nichols1107.htm
  3. “Notice of Availability of Redacted Ammonium Nitrate Security Program Technical Assessments Report”, Office of the Federal Register, 3 de junio de 2019, https://www.federalregister.gov/documents/2019/06/03/2019-11493/notice-of-availability-of-redacted-ammonium-nitrate-security-program-technical-assessments-report
  4. “Redacted Ammonium Nitrate Security Program Technical Assessments Report”, Regulations.gov, 3 de junio de 2019, https://www.regulations.gov/document?D=DHS-2008-0076-0150 https://www.regulations.gov/document?D=DHS-2008-0076-0150
  5. “Reducing the Threat of Improvised Explosive Device Attacks by Restricting Access to Explosive Precursor Chemicals”, The National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, 2017, http://dels.nas.edu/Report/Reducing-Threat-Improvised-Explosive/24862
  6. “Ammonium Nitrate Security”, Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives, https://www.atf.gov/explosives/ammonium-nitrate-security
  7. Mike M. Ahlers and Rene Marsh, “Exploding targets: shooting aid or a ‘bomb kit for dummies?’” CNN, 9 de septiembre de 2013, https://www.cnn.com/2013/09/06/us/guns-exploding-targets/index.html
  8. Alexandra Hutzler, “FBI DIRECTOR CHRISTOPHER WRAY SAYS A MAJORITY OF DOMESTIC TERRORISM CASES ARE MOTIVATED BY WHITE SUPREMACIST VIOLENCE”, Newsweek, 23 de julio de 2019, https://www.newsweek.com/domestic-terrorism-white-supremacy-violence-fbi-director-1450748

Leave a Reply