Patricia Kordesch, CAMS: Colaborando Para Lograr la Igualdad

ACAMS Today   platicó con Patricia Kordesch, CAMS, sobre cómo utilizar su voz contra la desigualdad en el lugar de trabajo y abrir el camino hacia la igualdad de oportunidades. Kordesch comenzó su carrera en la banca privada, gestionando las relaciones con los clientes en Alemania y Asia e impulsando el desarrollo del negocio, la cultura de servicio y las prácticas de conocimiento del cliente en Deutsche Bank. Más tarde, como directora de auditoría, la dirección ejecutiva se convirtió en su nueva clientela, los informes de auditoría y los compromisos de consultoría se convirtieron en herramientas para el cambio. Dirigió equipos y proyectos desde las operaciones hasta la gestión de riesgos en toda Europa, entre otros centros financieros mundiales. Como parte de su cartera en riesgo, dirigió la estrategia y la cobertura de la auditoría global del banco de antilavado de dinero (ALD). A continuación, se convirtió en la jefa de riesgo operativo y patrimonio privado de le región de Asia Pacífico.

De ahí, Kordesch se trasladó a Marina Bay Sands en Singapur, líder estadounidense de los complejos turísticos integrados, donde trabajó como jefa de auditoría. También se incorporó a la Junta del Capítulo de Singapur de ACAMS. Ahora es jefa del departamento de análisis de la Unidad de Inteligencia Financiera de Alemania.

Kordesch es miembro de ACAMS y cuenta con la certificación CAMS desde 2007, complementada con certificaciones en cumplimiento, ética, auditoría interna y gestión de riesgos, siendo la consultoría el punto central de sus diversas funciones e iniciativas de gestión.

ACAMS Today: ¿Qué la llevó a emprender una carrera en el sector contra la delincuencia financiera?

Patricia Kordesch: Mi carrera en la lucha contra la delincuencia financiera comenzó desafiándome a mí misma profesionalmente. Decidí pasar de la banca privada a convertirme en líder de auditoría interna en una institución financiera global. Algunos años después, la dirección quería que se rediseñara la cobertura de la auditoría de ALD y aproveché la oportunidad. Desde entonces, he estado muy comprometida con el ALD, el cumplimiento y el riesgo en múltiples sectores y jurisdicciones.

AT: El tema del Día Internacional de la Mujer de este año es «elige desafiar». ¿Cómo elige usted desafiar la desigualdad en el lugar de trabajo?

PK: La igualdad es un valor universal. En el mundo empresarial, la desigualdad suele abarcar aspectos cuantificables como el salario, la «brecha salarial de género» (en la Unión Europea es del 14,1%) y la representación de las mujeres en las jerarquías o puestos de autoridad. Hago uso de mi voz cuando estas desigualdades salen a la luz y participo en debates con las partes implicadas. Según mi experiencia, la transparencia en torno a los hechos proporciona la vía para acordar soluciones e impulsar el cambio.

Los aspectos más sutiles (como la igualdad de oportunidades, la igualdad de acceso a la información o la igualdad de exposición a los altos cargos) son los factores de éxito para lograr la igualdad en la progresión profesional. Es necesario un enfoque global para abordar estas deficiencias y poner fin a los prejuicios inconscientes hacia las mujeres. Todos—mujeres y hombres por igual—tenemos el poder de hacerlo, un poder que viene con el rol profesional y que está limitado por el mismo.

Elijo desafiar presentando proactivamente soluciones que incluyan a las mujeres, así como promoviendo las contribuciones de las mujeres. Siempre trabajo para estar a la altura de las expectativas que las compañeras esperan de sus líderes.

AT: ¿Qué puede hacer el sector del ALD para ofrecer igualdad de oportunidades a las mujeres?

PK: Pedir más esfuerzos de colaboración de mujeres y hombres para avanzar en la igualdad.

Una portada de ACAMS Today de 2014 decoró una vez la pared de mi oficina. El titular decía: «Las mujeres en el ALD: Un faro para la comunidad» y el arte de la portada representaba a una mujer al pie de una empinada escalera, aún por subir, mirando hacia un futuro simbolizado por un rayo de luz desde algún lugar en lo alto. La portada suscitó diversas reacciones entre mis compañeros de trabajo: incomodidad, sonrisas e incredulidad.

Siete años después, ¿qué se ha conseguido? Las mujeres han demostrado su capacidad, motivación y talento en la lucha contra la delincuencia financiera. Sin embargo, la dirección ejecutiva sigue estando dominada mayoritariamente por hombres. A continuación se exponen algunos pasos básicos que podrían allanar el camino hacia la igualdad de oportunidades:

  • Celebrar los logros de las mujeres en el liderazgo del ALD, en la formación, en la lucha contra los delitos financieros y en la promoción de las mujeres en la industria, no sólo en el Día Internacional de la Mujer. Hacer que los modelos femeninos marquen la pauta desde la cima y animen a otras mujeres a seguirla.
  • Presentar una estrategia corporativa de igualdad. En general, las instituciones y organizaciones internacionales del sector del ALD comprenden el impacto positivo de la diversidad de género en los ingresos y, por tanto, postulan la igualdad para sus directivos y consejos de administración. Este objetivo se suele comercializar como un proyecto estratégico clave. Sin embargo, ¿es gestionado efectivamente como tal? Tomando en cuenta el proyecto con cuotas y plazos alcanzables, la aprobación del consejo administrativo, indicadores clave de rendimiento habituales y la información de la dirección sobre los progresos (o la falta de ellos) a nivel interno. ¿Está el mundo corporativo del ALD preparado para informar regularmente al público sobre los progresos como prueba definitiva del compromiso con la igualdad de género?
  • Mejorar los objetivos de rendimiento para los individuos, más allá de cualquier indicador de rendimiento relacionado con el ALD para incluir objetivos de promoción de las mujeres y de inclusión. Ya sea la representación femenina en los equipos dirigidos por mujeres, la tutoría masculina para las mujeres o los embajadores masculinos para la igualdad de las mujeres, el éxito de tales iniciativas debería medirse utilizando indicadores de rendimiento.
  • Enriquecer la formación del ALD para concientizar sobre los posibles prejuicios inconscientes hacia las mujeres y crear formas eficaces de superarlos. Formar a las mujeres para que adquieran la confianza y la capacidad de recuperación necesarias para afrontar los retos profesionales en el sector del ALD.

AT: ¿Cómo ha marcado la diferencia o ha inspirado a otras mujeres en el sector de la ALD?

PK: Que las mujeres apoyen a las mujeres en un entorno profesional es algo increíblemente valioso, pero raro.

Para mí eso ha sido una revelación y una motivación para marcar la diferencia. En mis funciones de liderazgo, he creado entornos que apoyan a las mujeres con talento. Les proporciono tareas y oportunidades para sobresalir, les ofrezco entrenamiento cuando lo necesitan y promuevo noticias sobre sus logros.

Compartir historias sobre su éxito, mi trabajo con amigos y compañeros y el imperativo de luchar contra los efectos adversos de la delincuencia financiera son mi fuente de inspiración.

AT: Háblenos de un momento memorable en su carrera.

PK: Una vez asistí a un evento exclusivo para mujeres profesionales con más de 200 invitadas en la sala de recepción. Se apagaron las luces y el orador principal llegó al escenario y empezó como siempre: «Damas y caballeros...». Las risas estallaron, ya que era el único hombre en la sala, a excepción de algunos técnicos.

Años más tarde, me encontré en una situación similar. Asistí a una mesa redonda con unos 20 representantes de reguladores, empresas de auditoría y el sector privado. El líder comenzó su discurso: «Damas y caballeros...». De nuevo, hubo risas, ya que sólo había una mujer en la mesa.

¿Por qué comparto estos de tantos momentos en una carrera de más de 25 años? En ambas ocasiones, hombres y mujeres se sintieron incómodos. Todos percibimos que el desequilibrio era erróneo y serio y no tenía ninguna gracia. Creo firmemente en la necesidad de que en el futuro haya una participación equilibrada de ambos sexos y que todas las voces puedan ser escuchadas.

AT: ¿Tiene alguna cita favorita o palabras sabias para compartir con nuestros lectores?

PK: La Dama Zaha Hadid, renombrada arquitecta, artista y diseñadora, dijo: «Realmente creo en la idea del futuro».

Yo también creo en un futuro de igualdad de oportunidades, en el que las mujeres lleguen a lo más alto de la escalera, en el que mujeres y hombres decidan desafiar la desigualdad y en el que todos decidan desafiar la eficacia en la lucha contra la delincuencia financiera.

Entrevistada por el personal de ACAMS Today, ACAMS, Miami, FL, USA, editor@acams.org

Leave a Reply