El Impacto del Confinamiento del COVID-19 en el Lavado de Dinero es Limitado y Temporal

Por: Koos Couvée

Los sindicatos europeos del crimen sólo se enfrentan a contratiempos limitados y a corto plazo en la transferencia de dinero en efectivo a través de las fronteras o el lavado de fondos a través de restaurantes y otros negocios con uso intensivo de dinero en efectivo en medio de la pandemia del COVID-19, los analistas le dijeron a ACAMS moneylaundering.com.

Desde que la emergencia sanitaria mundial golpeó seriamente a Europa en marzo, el comercio y la actividad económica se han lentificado ya que los gobiernos han impuesto amplias restricciones a los viajes y a los negocios considerados no esenciales, como bares, casinos, restaurantes, salones de belleza y otras empresas utilizadas a menudo por los delincuentes para colocar efectivo ilícito en el sistema financiero.

Si bien la lentificación ha reducido las oportunidades de mezclar fondos lícitos e ilícitos, los oficiales de cumplimiento y las fuentes de represión anteriores y actuales dijeron que los delincuentes pueden encontrar rápidamente alternativas a medida que se empiecen a suavizar los confinamientos.

«Los grupos de delincuencia organizada pueden ser pacientes», dijo una fuente familiarizada con el gobierno de Malta y la industria de servicios financieros, en anonimato, de la mafia siciliana. «Depende del mercado en el que estés y de si tienes buenas líneas de crédito, pero siempre puedes abarcar mucho dinero en un almacén y esperar una buena inversión».

Se ha informado de que los cierres de fronteras y las restricciones comerciales han reducido el narcotráfico y el contrabando de efectivo.

Tony Saggers, ex-jefe de la sección de amenazas e inteligencia en materia de drogas de la Agencia Nacional contra el Delito del Reino Unido (NCA, por sus siglas en inglés), dijo que los delincuentes probablemente tendrían dificultades para sacar efectivo de Gran Bretaña si sus canales logísticos habituales a través de puertos y aeropuertos quedaran fuera de línea como resultado de la pandemia.

También es posible que tengan dificultades para convertir la libra esterlina en euros y dólares, las dos monedas más utilizadas en el comercio ilícito mundial, antes de pasar de contrabando el dinero en efectivo al extranjero, dijo Saggers, ahora un consultor e investigador independiente con sede en Londres.

«Un método utilizado para lograr esto en el Reino Unido son las oficinas de servicios monetarios corruptas, donde se esconde dentro de volúmenes más altos de comercio legítimo», dijo. «Una reducción de dicho comercio hará que la actividad ilícita sea mucho más visible para la auditoría o la inspección».

En consecuencia, los grupos delictivos pueden tratar de recurrir en mayor medida a sistemas informales de transferencia de valor, como el hawala, que no siempre involucra el transporte físico de dinero en efectivo. «Existe la posibilidad de que algunos grupos delictivos organizados tengan que acaparar dinero en efectivo hasta que encuentren una alternativa fiable», dijo Saggers. «Pero muchos grupos establecidos suelen tener más de una opción disponible».

La NCA reveló que los organismos británicos de control legal se han incautado de 25 toneladas de cocaína, heroína y otras drogas ilícitas y de al menos 15 millones de libras esterlinas en efectivo presuntamente ilícito desde que comenzó el confinamiento en Gran Bretaña el 23 de marzo.

«Nuestra evaluación es que las restricciones del COVID-19 han hecho que los grupos criminales tomen riesgos adicionales al transferir el dinero en efectivo», señaló la NCA. «El cierre de muchos negocios basados en el dinero en efectivo en las últimas semanas ha robado a los grupos de delincuencia organizada la oportunidad de esconder o lavar su dinero en efectivo, lo que hace más difícil para los delincuentes ocultar el producto de sus delitos».

Los delincuentes que normalmente dirigen sus transacciones a través de negocios aparentemente legítimos que no están operando actualmente pueden incluso explotar las adquisiciones gubernamentales y privadas de equipo de protección personal (PPE por sus siglas en inglés), y otros bienes médicos como una cortina de humo para transferir sus fondos.

La unidad de inteligencia financiera del Reino Unido, o UKFIU, señaló en un aviso del 13 de mayo que los analistas habían observado un aumento en los reportes de las instituciones financieras que señalaban grandes depósitos de efectivo, así como transferencias electrónicas a cuentas en el extranjero que los remitentes caracterizaban, con o sin veracidad, como pago por equipo relacionado con la pandemia.

«En muchos ejemplos, los reporteros afirman que creen que los sujetos están reclamando su participación en la provisión de PPE para ocultar su implicación en el lavado de dinero, debido a la alta demanda actual de suministros», descubrió la UKFIU.

Los funcionarios del Reino Unido han aconsejado a los profesionales de cumplimiento que examinen detenidamente las nuevas empresas que participan en la compra y venta de PPE u otros productos de gran demanda, así como las empresas que inexplicablemente pasan de un sector o producto a otro a pesar de su historial comercial anterior.

La flexibilidad en las restricciones del COVID-19 podría dar lugar a un aumento repentino de las transacciones con clientes para algunas empresas, dijo un portavoz de HM Revenue & Customs, la autoridad fiscal del Reino Unido.

«Es importante que las empresas estén atentas para evitar el flujo de fondos ilícitos si esto ocurre, ya que los delincuentes podrían intentar legitimar sus ganancias delictivas bajo la cobertura de los esfuerzos por reavivar la economía», dijo el portavoz.

Los restaurantes, cantinas y cafés que muestran un volumen normal de negocios a pesar del confinamiento también pueden plantear interrogantes.

Pero la adaptación de los umbrales de control de las transacciones para anticipar y señalar las transacciones sospechosas asociadas con un panorama económico totalmente nuevo puede atraer un escrutinio reglamentario no deseado, dijo un oficial de cumplimiento de un prestamista del Reino Unido, en anonimato.

«Será necesario centrarse más en las actividades con uso intensivo de efectivo como resultado de esta crisis», dijo el oficial de cumplimiento. «Es algo que estamos viendo… pero recalibrar sus sistemas de monitoreo de transacciones es bastante difícil con datos tan limitados porque esto sólo ha estado en funcionamiento durante unas pocas semanas».

Oportunidades de Inversión

Hennie Verbeek-Kusters, jefe de la unidad de inteligencia de los Países Bajos, la de inteligencia financiera de ese país, dijo a moneylaundering.com en una entrevista reciente que los bancos, los contadores y otras empresas deben prestar atención a los pagos en efectivo grandes o frecuentes, para bienes en vista de la posibilidad de que los delincuentes se dirijan a las empresas que atraviesan dificultades durante la crisis.

El año pasado las autoridades holandesas hicieron una redada en varias agroindustrias y concesionarios de automóviles usados por ayudar a lavar millones de euros mediante planes comerciales. Las pequeñas y medianas empresas de otros sectores podrían verse tentadas por inyecciones similares de efectivo que en tiempos normales habrían rechazado, dijo.

Europol, la agencia de control legal de la Unión Europea, advirtió el mes pasado que las dificultades económicas «bajan la barrera de algunas personas para aceptar transacciones extraoficiales y otras conductas ilegales cuando los inversores criminales son los únicos proveedores de capital accesibles».

La grave crisis económica en Europa puede hacer caer los precios de los bienes inmuebles y otros sectores que los delincuentes han utilizado para lavar, advirtió la Europol.

Leave a Reply