La Nueva Cara del Tráfico de Drogas

DDesde una perspectiva canadiense, la guerra contra las drogas comenzó en 1908 con la aprobación de la Ley del Opio y, en realidad, la guerra nunca ha terminado. Las leyes canadienses sobre drogas han pasado por varias versiones y, el 17 de octubre de 2018, sufrieron el cambio más notable: Canadá se convirtió en la primera nación del G7 en legalizar el uso recreativo del cannabis.

La legalización del cannabis no es un concepto nuevo en el ámbito mundial, ni es un concepto nuevo para Canadá. De 1969 a 1972, la Comisión de Investigación del gobierno canadiense sobre el uso no médico de drogas (también conocida como la Comisión “Le Dain”) realizó un extenso estudio sobre el uso del cannabis. Los resultados de ese estudio ayudaron a conformar las actuales leyes de cannabis recreativo. La Comisión, que duró tres años, presentó varias sugerencias relacionadas con el control del consumo de cannabis y su posesión. Esas recomendaciones incluyeron la idea de que la sociedad debería centrarse en el uso de cannabis por parte de los jóvenes, la posesión personal o la posesión simple de cannabis debería legalizarse y el cultivo de cannabis debería ser legal a menos que se realice con el propósito de la comercialización ilegal.

Otro concepto que no es novedoso es que el mundo criminal se ha beneficiado enormemente con las ventas de drogas ilícitas. Las estimaciones más recientes sugieren que las ventas de drogas ilícitas en todo el mundo rondan los $400 mil millones al año y que, a escala mundial, el crimen organizado aún controla la mayor parte del mercado de drogas ilícitas. Se estima que la venta ilegal de cannabis equivale a aproximadamente el 25 por ciento de estos ingresos ilícitos o aproximadamente $100 mil millones al año.

La metodología de distribución de la droga se ha mantenido constante a lo largo de los años y, en gran medida, todavía funciona con métodos tradicionales. Normalmente, las drogas se importan a granel, se procesan y se distribuyen a lo largo de la cadena a proveedores de nivel medio. Estos proveedores de nivel medio luego distribuyen las drogas a proveedores de bajo nivel o vendedores callejeros. Sin embargo, la tecnología ha comenzado a cambiar la forma en que se compran y venden las drogas ilícitas.

El uso generalizado de la Internet en la década de 1990 permitió la creación de una economía clandestina que operaba en lo que ahora se ha denominado la “red oscura”. La red oscura alberga mercados que ofrecen a la venta todas las formas de productos ilícitos. Las drogas, las armas, la trata de personas y los elementos relacionados con el fraude están disponibles para la venta en los mercados de la red oscura, con las criptomonedas como el método de pago preferido. Los mercados de la red oscura presentan un desafío interesante para las autoridades de control legal. Sin embargo, no está claro hasta qué punto han alterado la red de distribución de drogas. Como ex profesional de las autoridades de control legal con más de 26 años de experiencia en el servicio policial, no creo que los mercados de la red oscura vayan a reemplazar la red tradicional de distribución de drogas. No estoy sugiriendo que la red oscura y los mercados de la red oscura no vendan toda clase de productos ilícitos, estoy sugiriendo que la red oscura no ha reemplazado al tráfico de drogas en la calle como método preferido para la compra de drogas. Un estudio realizado recientemente por la Rand Corporation apoya esta teoría. Se le comisionó a la Rand Corporation que caracterizara el alcance y el tamaño del comercio de drogas a través de la Internet. Los resultados sugieren que las ventas de drogas en línea aportan solo una pequeña parte de las ganancias del narcotráfico: “Las transacciones de drogas ilegales en los criptomercados se han triplicado desde 2013 y los ingresos se han duplicado. Pero con un volumen de $12-21 (EUROS10,5-18,5) millones al mes, este es claramente un mercado de nicho en comparación con el mercado tradicional, estimado en $2,3 (EUROS2) mil millones al mes, solo en Europa”. 1

Al comprender los pasos necesarios para comprar y vender drogas en la red oscura, también debe entenderse por qué la red oscura no ha tenido una mayor participación en la red de drogas tradicional. Un comprador necesita utilizar un navegador Tor, configurar una cuenta de criptomoneda y luego financiar la cuenta. Estos pasos, aunque no demasiado complicados, probablemente limitarán la cantidad de personas que eligen comprar drogas en la red oscura, especialmente el cannabis. El cannabis del mercado negro (es decir, el cannabis disponible a través de los métodos callejeros tradicionales) es más fácil de comprar que nunca y un vistazo a las opciones de venta de cannabis en el mercado negro en Canadá es un buen ejemplo.

Cuando Canadá hizo la transición al cannabis recreativo legalizado, se produjo un cambio en la red típica de distribución de cannabis. Los traficantes de drogas ya no se escondían en callejones oscuros ni realizaban sus negocios en lugares aislados. El cannabis se vendía abiertamente a través de los dispensarios abiertos al público con el pretexto de brindar acceso al cannabis medicinal a los consumidores. He participado directamente en la investigación de estos dispensarios y soy consciente de que la mayoría de estas tiendas no tiene licencia para vender cannabis medicinal. Eran esencialmente traficantes de drogas con una tienda de venta al público y una caja registradora. La ilegalidad de estas tiendas fue demostrada por el reciente aumento en los arrestos y procesamientos, tanto de los propietarios como de los empleados. Este mayor control fue el resultado directo del intento por parte de las autoridades de control legal de terminar con la distribución de cannabis en el mercado negro antes de la legalización.

La acción ejecutoria pudo haber hecho una pequeña mella en la proliferación de traficantes de drogas con tiendas de venta al público, pero al mismo tiempo creó un mercado negro de distribución de cannabis completamente nuevo, que opera en la red profunda. Hay dos niveles en la red informática mundial. El primero se llama red abierta. La red abierta es la red que se ha indexado y en la que se pueden hacer búsquedas con los motores de búsqueda disponibles públicamente, como Google o Bing. El segundo nivel se conoce como la red profunda. En esta área de la red mundial, los contenidos no han sido indexados por los motores de búsqueda web estándar. La red oscura se encuentra dentro de la red profunda. Se puede acceder a la mayoría de la red profunda sin un navegador Tor, lo que permite contar con un entorno más amigable para el usuario.

Las tiendas de cannabis en línea están vendiendo abiertamente cannabis y productos relacionados con el cannabis (comestibles, aceites, etc.) en la red profunda. Estos sitios web profundos se han multiplicado recientemente en Canadá y siguen prosperando. Los minoristas por la Internet conocidos como “marihuana por correo” o “MOM” (mail order marijuana, por sus siglas en inglés) tienen sitios web sofisticados que ofrecen una selección de productos relacionados con el cannabis. Esta selección es mucho mayor que la que ofrecen actualmente los diversos minoristas provinciales por la Internet. El método de pago aceptado para las compras es muy simple: transferencias de dinero por correo electrónico. Miles de transferencias de dinero por correo electrónico se envían mensualmente a estos narcotraficantes en la Internet y sus ganancias pueden llegar a los millones de dólares al mes.

Para los profesionales del antilavado de dinero (ALD), ¿cómo cambian estos nuevos mercados de drogas (mercados en la red oscura, dispensarios al público y minoristas por la Internet) la forma en que operamos?

Las entidades financieras generalmente no tienen el tiempo ni los recursos necesarios para realizar un examen de las transacciones en los mercados de la red oscura

Las bolsas de cambio de criptomonedas y el gobierno federal desempeñan funciones clave. Un estudio reciente publicado por la herramienta de investigación de criptomonedas, CipherTrace, muestra claramente el impacto que tiene la legislación de ALD para limitar la exposición a las transacciones del mercado de la red oscura. CipherTrace estudió la actividad de las 20 bolsas principales de cambio de criptomonedas y examinó sus ubicaciones geográficas y los programas de ALD que existían en esas regiones. Los resultados son significativos y resaltan la importancia de las regulaciones del gobierno federal. El estudio encontró que el 97 por ciento de los pagos criminales directos de bitcoin se envían a bolsas de cambio no reguladas.2

Las bolsas de cambio de criptomonedas tienen la capacidad de estar en la vanguardia del ALD. Los equipos de investigación de ALD conformados por investigadores expertos y equipados con las herramientas adecuadas pueden ofrecer información que, hasta la aparición de los avances tecnológicos más recientes, simplemente no era posible obtener. A medida que estos investigadores crecen y se desarrollan, se puede crear una lista de señales de advertencia y compartirlas con otros proveedores de ALD para criptomonedas. Al igual que otros proveedores de servicios financieros, las bolsas de cambio de criptomonedas también deben implementar políticas sólidas de “Conozca a su cliente/Conozca su banco” (KYC/KYB). La importancia de KYC/KYB sólidas se ha demostrado repetidamente a lo largo de los años y no hay razón para creer que no tendrán el mismo efecto en el espacio de las criptomonedas.

Los mercados de la red oscura presentan un desafío único e interesante para los proveedores de servicios financieros. Las entidades financieras generalmente no tienen el tiempo ni los recursos necesarios para realizar un examen de las transacciones en los mercados de la red oscura . Lo que pueden hacer es comenzar a comprender cómo fluye el dinero desde las bolsas de cambio de criptomonedas a los proveedores de moneda fiduciaria. Los delincuentes de la red oscura no son diferentes de los delincuentes tradicionales: cometen delitos para ganar dinero. Los proveedores financieros pueden permitirse cierta protección contra la entrada del producto delictivo en sus organizaciones desde los mercados de la red oscura mediante la identificación e investigación de las transferencias que se reciben de las bolsas de cambio de criptomonedas conocidas. Todos los días, los delincuentes canalizan las ganancias ilegales al sistema bancario a través de cientos de negocios de servicios de criptomonedas no regulados, por medio de las cámaras de compensación automatizada, SWIFT, transferencias, pagos con tarjeta de crédito, cuentas offshore o recibos de servicios monetarios no registrados. Ahora existen herramientas que permiten a las entidades financieras identificar el dinero que ingresa a sus organizaciones con exposición a criptomonedas. Al igual que con todas las investigaciones de ALD, esta información puede compararse con la de KYC/KYB. Comprender el riesgo de los fondos entrantes provenientes de diversas bolsas de cambio de criptomonedas y qué bolsas tienen regímenes de cumplimiento de ALD y cuáles no, puede brindar a las instituciones financieras la información necesaria. Esta recopilación de inteligencia ayuda a las instituciones financieras a tomar decisiones efectivas en función del riesgo.

Aunque son relativamente nuevas, las transacciones minoristas de marihuana por correo son mucho más fáciles de detectar con la tecnología existente. Comprender cómo funcionan estos sitios web permitirá un ajuste efectivo de los escenarios dentro de los sistemas automatizados de monitorización de transacciones. Los minoristas de marihuana por correo procesan miles de transferencias de dinero por correo electrónico por mes y un examen de estas transferencias a menudo descubrirá la verdadera naturaleza del negocio. Configurar búsquedas de palabras clave para términos conocidos de jerga para referirse al cannabis puede servir para identificar transferencias de dinero por correo electrónico que luego se pueden vincular a un “MOM”. Los compradores pueden poner notas en sus transferencias de dinero por correo electrónico que a menudo son tan simples como “para comprar maría” o “comprar hierba”.

Educar a los investigadores sobre el movimiento legal del cannabis les permitirá comprender mejor el movimiento ilícito de la droga. Existen normas estrictas con respecto a la publicidad del cannabis y sobre qué productos de cannabis pueden venderse en línea. El conocimiento de las reglas permitirá a los investigadores identificar rápidamente a las personas que pueden estar trabajando ilegalmente.

Los dispensarios de venta al público también pueden exhibir las señales de advertencia típicas asociadas con los negocios ilegales basados en efectivo. Esas señales pueden incluir una gran actividad de efectivo sin que se vean los gastos diarios del negocio en la cuenta, documentos de conozca a su cliente vagos o engañosos, ausencia de documentos de respaldo y falta de documentos de registro comercial corporativo o privado. Aunque esta lista no está completa, la mayoría de las instituciones financieras son expertas en identificar negocios basados en efectivo y controlados de forma criminal y los dispensarios de venta al público no son diferentes.

La guerra contra las drogas nunca terminará y la industria financiera mundial juega un papel fundamental en esa guerra. Al igual que con la mayoría de las guerras, cuando la tecnología avanza, también lo hacen los métodos con los que se libran. El efectivo sigue siendo el rey en el mercado de las drogas ilícitas. Sin embargo, la industria financiera tiene tanto la capacidad como la oportunidad de ser parte integral de la lucha.

Dwayne King, gerente sénior de Grant Thornton LLP, anteriormente dirigió un equipo de investigadores en la FIU de TD Banks y se desempeñó como oficial de policía en Toronto, Ontario, Canadá, Dwayne.king@ca.gt.com

  1. “Taking Stock of the Online Drugs Trade,” RAND Corporation, https://www.rand.org/randeurope/research/projects/online-drugs-trade-trafficking.html
  2. “Cryptocurrency Anti-Money Laundering Report,” CipherTrace, 2018, https://ciphertrace.com/wp-content/uploads/2018/10/crypto_aml_report_2018q3.pdf

Leave a Reply